jueves, 20 de noviembre de 2014

Rosquillas Aragonesas o de Candil

Rosquillas Aragonesas o de candil


Rosquillas Aragonesas o de candil


Rosquillas Aragonesas o de candil


Rosquillas Aragonesas o de candil








Menudo susto nos han dado este mes las desafiadoras, en esta ocasión la Cocina de Camilni, nos mandaron una foto en la cuál salia una pila llena de cacharros sucios, menuda pista para el desafío te podías imaginar lo peor, cuando lo vi me dije ¿pero bueno que es esto?, ¡madre mía que nos mandaran este mes! y encima yo acababa de limpiarme la cocina a fondo, pues bien el desafío consistía en preparar Dulces fritos de España y nos preguntaron a que comunidad autónoma  pertenecíamos cada una de las participantes para preparar el desafío con una receta que no fuese de nuestra comunidad, es decir en mi caso no podía preparar un dulce típico de la comunidad de Madrid, como por ejemplo los buñuelos o churros, no me quedaba más remedio que tirar para el norte, sur, este y oeste, total lo tenia fácil estaba en el medio, pues bien no tenía ni idea,  me puse a mirar los dulces fritos de las otras comunidades y decidí poner rumbo  "al este " hasta llegar a la zona de Aragón donde encontré una receta que tenia muchas ganas de hacer desde hacía tiempo, Rosquillas Aragonesas de Candil y para ser la primera vez que las hice el resultado fue espectacular. Que ricas, tiernas y esponjosas sin duda las volveré hacer. 
Vamos a prepararlas, pero antes de nada necesitamos un cucharón en forma de candil que encontrareis en cualquier ferretería.
La fuente de la receta: La cocina de Loli Domínguez

INGREDIENTES: 





 2 huevos 
8 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra ( para desahumar con una corteza de limón)
8 cucharadas soperas de azúcar 
8 cucharadas soperas de zumo de naranja 
8 cucharadas de anís 
10 cucharadas soperas de harina 
1 rayadura de naranja
1 rayadura de limón 
1/2 sobre de levadura Royal 
1 sobre de gasificante morado y blanco
1 l. de aceite de girasol 
azúcar para envolverlas 

ELABORACIÓN PASO A PASO: 





  • Lo primero que haremos sera poner a desahumar el aceite de oliva virgen extra con la corteza de limón. Cuando este caliente retirar y dejar enfriar. 


  • Mezclamos los huevos con el azúcar y batir hasta que estén espumosos


  • Seguidamente añadimos, todos los ingredientes líquidos: la naranja, el anís, el aceite desahumado sin la corteza de limón, las rayaduras de naranja y limón, volvemos a mezclar durante un minuto.  



  • Tamizamos la harina junto con el medio sobre de levadura Royal y los dos sobres de gasificante, mezclamos hasta que todo este bien integrado. La  masa tiene que quedar igual que la de un bizcocho, dejamos reposar una hora, cubriendo el recipiente con papel film. 



  • Sumergir el candil en el aceite caliente y vamos llenando hasta la mitad. Os podéis ayudar bien con una cuchara sopera o con una jarra, es mucho más cómodo la jarrita, el molde siempre caliente y cuando doren las rosquillas las pasamos a un plato con papel absorbente y las vamos envolviendo en azúcar. Ya tenemos nuestras rosquillas de candil, una autentica delicia. 


Espero que disfrutéis este desafío ya que nos daremos un amplio paseo por toda la red, viendo los Dulces fritos de España, si queréis ver las propuestas del Desafió en la Cocina  pinchar en el enlace, va a resultar muy interesante. 


 Buen provecho. 



jueves, 13 de noviembre de 2014

Buñuelos de miel






Se cree que la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca. Los humildes ciudadanos que habitaban los territorios del sur de la Península Ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. 
En las ciudades de Sevilla y Granada eran postre típico los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel. Esta especialidad fue adoptada más tarde por los gitanos tras la expulsión morista y perpetua hasta la actualidad.
Pero sabemos que la mayoría de los dulces tienen un origen árabe y desde el siglo XVI en España se encuentran recetas de buñuelos y se dice que es uno de los postres favoritos de los árabes que estaban aposentados en Granada, eran los buñuelos de agua miel, este manjar se freía y posteriormente se bañaban en miel hirviendo.
Es una gran tradición gastronómica en nuestro país, sobre todo el Día de Todos los Santos, Cuaresma o en las Fallas de Valencia.
En América Latina como México y Colombia, los buñuelos forman parte de la cena de Navidad junto con las natillas. En definitiva que este postre sera por excelencia una tradición en España y en otras culturas. 
Desde aquí quiero dar las gracias a los pasteleros por que se han convertido en auténticos guardianes de la tradición.


INGREDIENTES:  

Para veinte buñuelos

Para la masa
225 gr de harina tamizada
1 pizca de sal 
1/2 sobre de levadura Royal 
10 cl. de agua
1 huevo
el zumo de medio limón 
el zumo de media naranja 
4 cucharadas soperas de azúcar glas 

Para el sirope 
225 gr. de azúcar 
15 cl. de agua
4 cucharadas soperas de miel 
aceite de freír 

ELABORACIÓN PASO A PASO: 





  • Poner en una ensaladera la harina, las sal y la levadura. Es importante tamizar la harina, para evitar que se formen grumos.
  • Añadir el huevo, el zumo de limón y el zumo de naranja
  • Mezclamos y dejamos reposar una hora a temperatura ambiente. 


  • En un cazo ponemos a calentar el agua con el azúcar y llevamos a ebullición
  • Dejamos hervir durante 2 minutos y añadimos la miel
  • Dejamos calentar unos 5 minutos a fuego lento para hacer un sirope. 



  • Freír los buñuelos en la sartén con aceite de oliva, bien caliente. Poner una cucharada sopera de masa en el aceite de freír y dejar cocer unos 5 minutos,  repetir la operación hasta que se nos acabe la masa. 
  • Vamos dejando los buñuelos sobre papel absorbente, en un bandeja.


  • A continuación sumergimos los buñuelos uno a uno en el sirope de miel, girándolos con la ayuda de un tenedor.
  • Escurrimos ligeramente los buñuelos y los colocamos ordenadamente en un plato de servir y espolvorear con azúcar glas. 

Ya tenemos listos nuestro buñuelos, ahora solo nos queda, darnos prisa para pillar alguno antes de que los demás miembros de la casa se los coman. 




Buen provecho. 


martes, 4 de noviembre de 2014

Crema de brócoli con queso parmesano y aceitunas negras








Por fin se ha instalado el otoño y con él, recetas calentitas, que nos hagan sentir bien, como esta rica crema de brócoli.
Sus propiedades nutricionales, le hacen ser, uno de los diez mejores alimentos recomendados. Previene ciertos tipos de cáncer, es muy beneficioso para el sistema cardiovascular, el aparato digestivo, el sistema inmune, la piel, el metabolismo y los huesos, fortalece los espermatozoides, protege al ojo de enfermedades degenerativas, como las cataratas y otras dolencias de la visión relacionadas con la edad, su poder alcalinizante regulador de PH de la sangre, le convierte en un autentico elixir de la juventud.
Este vegetal por su alto contenido en fibra, es ideal, para las personas con problemas de estreñimiento. Impide la proliferación de la bacteria Helicobácter Pilori causante del cáncer de estomago y según estudios realizados, se dice que también, evita el cáncer de colón, próstata y mama. Tiene una alto contenido en vitamina K. 
Deben introducirlo en su dieta por su alto contenido en hierro,  todas aquellas personas con problemas de anemia o acaban de salir de una cirugía. Aumenta las defensas del organismo. 
Como medida preventiva en todas aquellas mujeres que comienzan la menopausia, por su alto contenido en calcio y fitoestrógenos. En el hombre también es un buen alimento ya que permite el buen funcionamiento de la próstata. 
Como podéis comprobar, son muchos los beneficios que nos aporta, según una reciente investigación, el brócoli brinda, muchos beneficios a todas aquellas personas que sufren de enfermedad pulmonar crónica por que ayuda a prevenir la degradación de uno de los componentes del sistema de defensa del pulmón.
A la hora de consumirlo es importante:
Lavarlo bien, para eliminar rastros de tierra.
Ponerlo a hervir unos cinco minutos para evitar que se pierdan sus nutrientes.
Es un alimento ideal para preparar cremas, sopas y ensaladas.
Los nutricionistas, aconsejan tomar media taza de brócoli una vez al día o tres veces a la semana, para que el organismo se beneficie de sus nutrientes. 
Fuente: Helios

INGREDIENTES: 

1 brócoli 
1 cebolla 
3 patatas medianas
caldo de pollo o vegetal 
aceitunas negras (para decorar)
1 bolsa de queso parmesano ( hilo, para gratinar)
pimienta 
sal
aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN PASO A PASO: 



Ponemos a pochar la cebolla, con un chorrillo de aceite de oliva virgen en una olla.
Cuando empiece a dorar la cebolla, añadimos el brócoli cortándolo en arbolitos, junto con las patatas troceadas, rehogamos todo y salpimentamos, lo cubrimos todo con el caldo de pollo o vegetal, como más os guste, yo le añadí un poco de caldo vegetal que me había sobrado de cocer unas verduras. Lo dejaremos a fuego medio, para que se vaya cociendo.
Una vez cocido pasamos por la batidora hasta obtener una crema fina. Ya tenemos nuestra crema de brócoli, lista para decorar y servir. 
Espero que os gusten estas dos versiones a la hora de presentarlas a la mesa.





Buen provecho. 



http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...