domingo, 20 de noviembre de 2016

Ñoquis con salsa de tomate casera


















Este nuevo Desafío en la Cocina va a dar mucho juego dado que nuestra anfitriona del mes de noviembre es nuestra querida Toñi del blog Qué se cuece en mi cocina y lo que más me apasiona, son esas leyendas y tradiciones que rodea a los ñoquis,
La historia tendría su origen en la tradición de las pastas italianas, pero existen antecedentes que señalan que éstos ya se consumían en los tiempos de los griegos y romanos. En un principio los gnocchi italianos se elaboraban con harina, agua y condimentadas con sal, pero gracias a la introducción de la papa en el siglo XVII el plato comenzó a coger la forma que hoy conocemos.
La tradición de servir ñoquis los días 29 nace de una leyenda que se remonta al siglo VIII :

Vivía entonces en Nicosia (Asia Mayor) un joven médico llamado Pantaleón, quien, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia. Allí practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado. Cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos. estos lo invitaron  a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. La profecía se cumplió y otros muchos milagros. 

San Pantaleón fue consagrado a la par de San Marcos, patrono de Venecia, aquel episodio ocurrió en un 29, por tal razón, se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis. El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas. 

Se cuenta también que la costumbre tuvo origen en Italia por el año 1690, en un pueblecito del Piamonte, fue a causa de la perdida de las cosechas de trigo, por ese entonces la papa se cultivaba pero solo era para alimentar a los animales, pero dada la miseria, una vez más la creatividad humana rindió sus frutos y se crearon los ñoquis de papa salvando así a la población de pasar hambre desde entonces, lo pobladores, acostumbraron a reunirse todos los 29 de cada mes (día del Santo Patrono) en la plaza principal para agradecer la cosechas de papas y preparaban platos de ñoquis para festejar, colocando debajo del plato de cada comensal las monedas que podían y al terminar se las repartían como augurio de prosperidad a las parejas que habían elegido ese día para casarse.

Me parece una historia muy bonita, hoy en día nadie comparte, las familias cada vez están más distanciadas y solo se reunen muy de vez en cuando en reuniones o cenas de Navidad que resultan ser de lo más aburridas por la falta de comprensión, egoísmo, envidias y no se dan cuenta que lo más bonito que tienen es estar todos reunidos en la mesa dando gracias por la comida que tienen y que están todos los que son. 

En mi caso este año extrañaremos mucho a mi padre, en Navidad hará cuatro meses que nos dejo y serán muy tristes por que estará presente en nuestros corazones pero daremos gracias por estar todos juntos recordándole, sintiéndole a nuestro lado y allí en esa estrella en el firmamento haremos que se sienta orgulloso de nosotros por que le amaremos y recordaremos siempre. 

Bueno vamos a preparar nuestros ñoquis que son mucho más fáciles de hacer de lo que parece. 



INGREDIENTES:

1kg de patatas harinosas
1/2 cucharadita de sal 
12 cucharadas colmadas de harina
1 cucharadita de sal 
3 yemas de huevo 
2 pizcas de pimienta blanca 
2 pizcas de mejorana
3 litros de agua 
1 cucharadita de sal
75 gr de queso parmesano en un trozo (yo hilado)
3 cucharaditas de mantequilla

 Para la fuente:
mantequilla 

Para la salsa de tomate: 
1 bote de tomate natural en conserva
1 cebolla pequeña
2 ajos
albahaca 
una pizca de sal
una pizca de azúcar 
aceite de oliva virgen extra



ELABORACIÓN PASO A PASO:





  • Cepillar las patatas bajo el chorro del agua tibia, dejar que se escurran, pelar finas y eliminar las partes feas. Cuartéarlas y poner en una olla. cubrimos con agua caliente, salamos y cocerlas a fuego moderado. Escurrir y las aplastamos con un tenedor o con el aplastapatatas. 





  • Cuando se hayan enfriado un poco, incorporarles la harina, la sal, las yemas, la pimienta, la mejorana y amasamos bien.
  • Mientras vamos dando forma a los ñoquis, con dos cucharillas, llevamos a ebullición el agua con la sal. 
  • Precalentamos el horno a 200º C. 



  • Introducimos los ñoquis en el agua hirviendo. cuando están cocidos, suben a la superficie, entonces retiramos con una espumadera y dejamos escurrir sobre papel de cocina. 
  • Engrasamos el recipiente con la mantequilla y disponemos los ñoquis.
  • Añadimos el queso espolvoreado por encima de los ñoquis y añadimos trocitos de mantequilla.
  • Gratinamos los ñoquis durante 10 o 15 minutos, hasta que estén dorados. 



  • Mientras se doran los ñoquis en el horno preparamos la salsa de tomate.
  • En una sartén con aceite de oliva virgen extra sofreímos la cebolla, los ajos incorporamos los tomates enteros en conserva, la albahaca, la pizca de sal y de azúcar una vez tenemos el sofrito lo retiramos y lo pasamos por la batidora. 
  • Sacamos los ñoquis del horno y ya lo tenemos listo para servir. 




Con la salsa de tomate los ñoquis no pierden su sabor y el resultado es genial, nos ha encantado este plato tan sencillo en 45 minutos lo tenemos listo. 
Buen provecho. 


Espero que no os perdáis el Desafío en la Cocina de este mes, seguro que mis compis nos sorprenderán. Tomar buena nota. 






Hasta pronto. 







4 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...