martes, 20 de septiembre de 2016

Tapa de sesos de cordero rebozados con sandia y lechuga
















De vuelta a la rutina, ya tenemos encima el Otoño, y nada más empezar el mes de Septiembre nuestras queridas boss en especial las hermanas Camilni se les ha ocurrido la  bendita idea que este mes sean recetas de casquería ufff es que no puedo, lo único que tolero es el hígado de ternera encebollado, pero como a mi hija le encantan los sesitos pues esta receta va por ella.
Cuando mi niña era pequeña, mi suegra siempre me decía que era muy importante darle a los niños sesos y si eran de cordero mucho mejor.
Se los preparaba encantada y mi hija se los comía en un plis plas, de hecho ahora que ella ya no esta, me los pide de vez en cuando y yo se que a pesar de que a mi no me gusta, el seso de cordero es una importante fuente de nutrición para el sistema nervioso, por eso se les daba a los bebes, para su buen desarrollo.
Este alimento tiene un alto contenido de colesterol bueno, requerido en nuestro organismo para los tejidos corporales, hígado, médula espinal, páncreas y cerebro, como en el plasma sanguíneo, siendo esencial para crear la membrana plasmática que regula la entrada y salida de sustancias a través de las células. Lo tendremos en cuenta, a la hora de elaborar una dieta, aunque tampoco hay que tomarlo todos los días.... Yo por si acaso prefiero unas buenas chuletitas de cordero uyyyy que ricas.






INGREDIENTES:

1 bandeja de sesos de cordero
1 hoja de laurel
sal
200 ml de agua (para cocerlos)
aceite de oliva virgen extra
pan rallado
1 huevo







ELABORACIÓN PASO A PASO:






  • En un cazo con agua y una pizca de sal, ponemos a cocer los sesos, durante unos 10 o 15 minutos a fuego medio, pasado este tiempo se retira del fuego y los dejamos escurrir en un colador hasta que se enfríen. 



  • Una vez fríos los cortamos por la mitad en filetitos muy finos.
  • Los pasamos por huevo y pan rallado.
  • En una sartén con aceite de oliva virgen extra los freimos por los dos lados hasta que estén bien doraditos. 
  • Retirar y los vamos dejando en un plato con papel de cocina para que absorba todo el aceite restante. y servir. 
  • Yo los he acompañado de mezcla de lechuga con sandía en forma de tapa. 






Este mes el Desafío en la Cocina va resultar muy interesante para los amantes de la casquería y despojos, no os lo perdáis, estoy deseando ver todas las recetas de mis compis. Pinchar en el enlace.




Gracias por vuestra visita  y por vuestros comentarios, un fuerte abrazo para todos. 




Las recetas de María Antonia

7 comentarios:

  1. Este plato me recuerda a mi abuela, comía los sesos en tortilla y decía que estaba muy rico.
    Yo nunca los he comido y creo que me voy a quedar así jajaja

    ResponderEliminar
  2. A mi abuelo le encantaban! Yo tampoco soy muy amiga de estas cosas, pero un reto es un reto!

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida a la rutina y a la vuelta blogueril jeje debo reconocer que nunca lo he probado pero yo para estas cosas soy muy así, para mi sería un reto complicado jaja, eso sí mi marido no le pondría pegas jeje, me parece bien orginal con sandía,besos

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy nada amiga, de la casqueria y la de platos que hay...

    ResponderEliminar
  5. No los he comido nunca pero así seguro que los probaba, te ha quedado una tapa ideal. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Me da bastante asquito la casquería pero si me lo das así seguro que me lo como. Un beso,
    Aránzazu de El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  7. que ricos , como me gustan en mi casa toda la vida los hemos comido rebozados y me encantan , un plato diez , besitos

    ResponderEliminar

Neapolitan Brownie Bombe

La receta de hoy esta compuesta del famoso helado napolitano, compuesto de tres capas, chocolate, fresa y vainilla, sin ...