Pan Rústico












Unos de mis grandes retos y el cual tenia muchas ganas de preparar era hacer pan y por fin lo conseguí, vamos yo creo que si, por que el resultado no ha podido ser más de mi agrado, me daba cierto respeto eso de las masas, pero todo es ponerse, no hay nada que no podamos hacer si confiamos en nosotras mismas. 
Esta receta va para el Desafío en la Cocina, tengo que conseguir mi comodín, pues en Junio no pude llegar a tiempo para hacer nuestra última receta veraniega y cogernos estos meses de vacaciones hasta que volvamos en Septiembre a los fogones y descansar por dios que bien viene desconectar de todo, aunque sea un mes, una semana o fin de semana.



INGREDIENTES:
Para la Biga:
  • 350 gr. de harina blanca
  • 7 gr de levadura fresca
  • 175 ml de de agua templada
Para la barra de pan: 
  • 450 gr. de biga o masa madre
  • 260 gr de harina
  • 15 gr de levadura fresca
  • 110 gr de leche
  • 100 gr de agua
  • 40 gr de aceite de oliva
  • 10 gr de sal


ELABORACIÓN PASO A PASO: 

Prepararemos la masa madre o biga el día anterior, tamizaremos la harina en un cuenco grande y le daremos forma de volcán, haciendo un hueco en el centro.
Mezclamos la levadura con el agua y la verteremos en el hueco de la harina, vamos mezclando hasta obtener una masa de textura elástica y homogénea, terminar de trabajarla en una superficie ligeramente enharinada, hacemos una bola con la masa madre y dejaremos reposar de 12 a 16 horas tapándola con un paño limpio y seco. Dejaremos a temperatura ambiente, nunca debe pasar de los 
21º C  para que la fermentación no se acelere.


Ya estamos listos para preparar nuestra masa de pan, primero mezclamos los líquidos templados  (agua y leche ) y disolver en ellos la levadura, añadimos el aceite.


Agregar la harina tamizada con la sal y vamos incorporándola a los líquidos y mezclando,  seguidamente vamos agregando la biga o masa madre en trozos y amasando.




Amasaremos unos 7 minutos o hasta obtener una masa suave y un poco pegajosa (puede que necesites agregar harina si esta excesivamente pegajosa o agua si esta demasiado seca, cada harina tiene sus necesidades yo tuve que mojarla un poquito) eso ya lo vais viendo vosotros, por que a lo mejor no os hace falta, pero yo os dejo estos dos consejos que seguro o vienen bien.
Mientras trabajamos la masa puedes pulverizar un poco de aceite de oliva y espolvorear un poco más de harina. Dejamos reposar la masa tapada con un paño limpio durante media hora, después volvemos a amasar y le daremos la forma deseada yo opte por dos barras. 
Disponemos la masa en la bandeja del horno cubierta con papel de hornear espolvoreado con un poco de harina y dejamos reposar durante una hora  aproximadamente. Después introducimos la bandeja en el horno precalentado a 230º C y dejar cocer hasta que la corteza esté dorada, una medía hora (depende del grosor que se haya dado a la masa y al horno). 

*Recuerda poner en el horno una bandeja con agua para darle un poco de humedad a nuestro pan rústico.



Espero que os guste mi pan rústico, sin duda volveré a prepararlo con su corteza crujiente, una  miga abierta con sus agujeros y esponjosa uyyyy que vicio, más rico. 
Hasta pronto mis queridos seguidores.




Las recetas de María Antonia

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Arriba