domingo, 20 de abril de 2014

Red Velvet Poke Cake






Esta foto, la hice al día siguiente a primera hora de la mañana, cuando le daba los primeros rayos del sol, donde se intensifican aún más el rojo de las flores y el bizcocho, como podéis apreciar le falta un trozo, en la foto de abajo uno de los trozos que nos comimos   !! Que ricooooo !!





Este mes en Desafío en la cocina, nuestras desafíadoras han hecho un pequeño juego, se les ha ocurrido preparar un delicioso  POKE CAKE. 
Consiste en preparar un bizcocho casero, una vez preparado y aún tibio le tendremos que agujerear, esos orificios lo podemos rellenar de pudin, crema pastelera o gelatina. Si preparamos el relleno caliente se echa caliente, sobre el bizcocho y lo introducimos en la nevera y dejamos solidificar.
La cobertura es opcional, bien de nata, merengue, chocolate .........  yo he elegido un glaseado de queso crema, tipo Philadelphia. 




Vamos a preparar nuestro POKE CAKE, yo me he decidido por Red Velvet CAKE POKE 

INGREDIENTES: 

Para el bizcocho: 
8 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1 taza y media de azúcar ( yo he utilizado la medida de un vaso de yogur)
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
5 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar 
6 cucharadas de colorante rojo ( yo he utilizado Red Velvet Bakery Emulsión) 
1 cucharada de extracto de vainilla 
1 taza de suero de leche ( yo, el vaso del yogur)
2 tazas y media de harina ( yo, el vaso del yogur)
1 cucharadita de sal 
1 cucharadita de bicarbonato de sodio 
1 cucharadita de vinagre blanco destilado ( yo el zumo de medio limón) 

Para hacer el suero de leche o buttermilh: 
350 ml de leche entera
1 cucharada de vinagre de sidra o manzana 

Para el relleno: 
1 lata de leche condensada

Para el glaseado: 
8 oz, que es igual a 240 ml de mantequilla, a temperatura ambiente
8 oz, que es igual a 240 ml de queso Philadelphia, a temperatura ambiente 
4 tazas y media de azúcar glass ( yo la medida del vaso de yogur) 
2 cucharaditas de extracto de vainilla. 


ELABORACIÓN PASO A PASO: 

Lo primero que vamos hacer es nuestro suero de leche, ¿ y como se hace? pues bien yo me fui a buscarlo al blog de Siguiendo a Nenalinda que nos cuenta como prepararlo en casa, muchas veces nos encontramos en las recetas ingredientes que aquí nos resulta difícil de encontrar. 



 En un cazo incorporamos la leche y a continuación una cucharada de vinagre de manzana, lo ponemos a calentar no hace falta que hierva. Una vez que se haya calentado bien, lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar, lo que hemos hecho ha sido cortar la leche con el vinagre y de ello hemos obtenido el suero y demás componentes de la leche. Lo pasamos por un colador y ya tenemos nuestro suero de leche, reservamos. No tiréis lo que hay en el colador, es nuestro requesón casero.

Precalentamos el horno a 180º C 



  • Forramos un molde en este caso de cristal, con papel sulfurizado, untando toda la base del recipiente con mantequilla y a continuación ajustamos el papel y lo acomodamos bien para que no queden dobleces.
  • Batimos la mantequilla junto con el azúcar a velocidad media, hasta que quede ligero y suave, unos 3 minutos. Limpiar los lados del recipiente con la ayuda de una lengua pastelera, agregamos los huevos, batiremos a velocidad alta, hasta que este todo bien integrado. 
  • En un recipiente pequeño, mezclamos el cacao en polvo, extracto de vainilla y el colorante rojo, formando una pasta espesa y suave. 
  • Añadir la pasta a la mezcla de mantequilla, mezclando a velocidad media, hasta que nos quede homogénea, limpiando los lados del recipiente, mezclamos de nuevo hasta que todo esté integrado. 
  • Con la batidora baja, es decir a velocidad baja, agregaremos la mitad del suero de leche junto con la mitad de la harina, mezclamos, limpiamos los lados y repetimos la operación con la otra mitad del suero y de harina, batimos hasta que este suave, aproximadamente 1 minuto. Reducimos el mezclador a velocidad baja, y agregamos la sal, el bicarbonato y el limón, ( que nos hace la misma función que el vinagre blanco destilado).  Batiendo todo a velocidad alta durante 2 minutos, hasta que esté completamente combinado y suave. 
  • Vertemos la mezcla en el recipiente que tenemos lista para hornear y alisamos bien la superficie con la ayuda de una espátula. 
  • Horneamos durante 30 minutos aproximadamente, pinchando con un palillo para saber si ya esta listo. 
  • Mientras se nos hace el bizcocho vamos a preparar nuestro glaseado de queso.Colocamos la mantequilla y el queso en el mezclador, batimos hasta que quede esponjoso unos 3 minutos, pasado este tiempo añadir el azúcar glass y el extracto de vainilla, batimos hasta que este todo integrado. Reservar en la nevera. 



  • Sacamos el bizcocho del horno y le haremos unos agujeros por toda la parte superior, ayudándonos con la base de una cuchara, tenedor o cuchillo. Una vez tenemos todos los agujeros, rellenamos con la leche condensada extendiéndola por toda la superficie. Dejando enfriar durante unas horas, ya que el bizcocho estaba caliente cuando hicimos los agujeros.
Extender el glaseado de manera uniforme sobre la superficie del bizcocho y decorar como más nos guste yo le puse fideos de chocolate.




Este es el primer corte, se ve super esponjoso con la leche condensada, pero al día siguiente cuando lo sacamos de la nevera estaba todavía más rico, pues el bizcocho ya se había empapado bien con la leche condensada y estaba más solidificado. 

Si queréis ver las recetas de mis otros compañer@s del desafío, podéis visitar el blog de Desafío en la Cocina 



Espero que os guste mi delicioso POKE CAKE. 





jueves, 10 de abril de 2014

Buñuelos de manzana







Es primavera y como suele decirse, la primavera la sangre altera, pues no se yo que decir respecto a esto, por que entre que nos cambian la hora y después de un largo invierno, lo único que piensas es en dormir, en mi caso aún más por que cuando me levanto para ir a trabajar aún no están puestas las calles, ni las farolas y el jardinero aún no ha puesto los arboles y el panadero todavía no ha preparado el pan, madre mía con lo fácil que es decir  tengo astenia primaveral, claro que no soy la única, a todos nos pasa nos inunda el cansancio, desgana, apatía, debilidad muscular, en definitiva una especie de pereza, que hasta la rutina se nos hace muy pesada y sabéis lo que he leído que eso se genera por la propia tensión que crea una sobre excitación y como consecuencia un cansancio general. 
Así que para evitar esta astenia primaveral lo mejor es seguir haciendo nuestras actividades aunque nos cueste algo más de trabajo, pasar más tiempo al aire libre y por supuesto mantener nuestras horas de sueño y de comida, para marcar a nuestro organismo un ritmo, tomar mucha fruta y verduras, tener una alimentación variada, así que vamos hacer caso a Sanchez Ocaña y después de todo este rollo que os he soltado vamos a tomar fruta en forma de buñuelo. En este caso se trata de unos buñuelos de manzana, que nos vienen muy bien para probarlos en Semana Santa. 
Vamos a prepararlos. 

INGREDIENTES: 

250 gr de harina 
4 huevos
20 cl de leche 
12 cl de nata liquida 
2 cucharadas soperas de aceite de oliva 
5 cl de cerveza ligera, que no sea demasiado amarga
2 pizcas de sal 
50 gr de azúcar 
4 manzanas 

ELABORACIÓN PASO A PASO: 




Tamizamos la harina en una ensaladera, formamos un pozo o volcán, rompemos los huevos separando las claras y los mezclamos a continuación con la harina, una vez que esté bien mezclado, vamos vertiendo lentamente la leche, la nata, el aceite de oliva, la cerveza, la sal, el azúcar y mezclamos. La masa debe quedar fluida. Reservamos en un lugar fresco durante 30 minutos.



Montamos las claras a punto de nieve incorporándolas poco a poco a la masa con movimientos envolventes sirviéndonos para ello con una espátula, la masa debe quedar fluida y homogénea. 



Pelar las manzanas y retiramos el corazón y las pepitas sirviéndonos de un descorazonador y cortamos en rodajas, no demasiados gruesas. Ponemos a calentar el aceite en una sartén. 
Es importante que bañemos las rodajas de manzana una a una en la pasta ayudándonos con un tenedor. Dejamos freír cada buñuelo durante 2 o 3 minutos en el aceite bien caliente y después le daremos la vuelta. 
Cuando estén dorados, escurrimos con una espumadera y los ponemos unos minutos sobre una hoja de papel absorbente de cocina. 
Serviremos inmediatamente. 




Espero que la disfrutéis. 




http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com

jueves, 20 de marzo de 2014

Pastela o Pastela Moruna






Este mes es mi estreno en Desafío en la Cocina, con lo cual estoy muy contenta de formar parte de sus desafíos, quiero agradecer les la acogida tan cariñosa que me han hecho.
Para el mes de Marzo han elegido cinco constelaciones, debajo de cada constelación un continente, de ese continente un país, de ese país, elaborar una receta salada. Me encanta como preparan sus desafíos, me lo pase genial los primeros días, cuando nos dan pistas, pero nada que no pille ninguna.
Pues bien yo elegí la constelación de Andrómeda, que pertenece al grupo de Carolina, y el continente asociado es África, la receta que ha elegido Carolina pertenece a Marruecos, se trata de una receta que suelen preparar para grandes celebraciones como en bodas.
Se hace con pasta filo, rellena de pollo, pescado o marisco, es una mezcla de dulce salado, vamos una autentica delicia, pues las especias le da un gusto exquisito y es muy fácil de hacer. 
He visto varias recetas en la red, pero la que mejor lo explicaba a la hora de montar la pastela es Whole Kitchen 
Vamos al paso a paso. 


INGREDIENTES: 
1 paquete de pasta filo ( de 10 hojas)
1 pechuga de pollo entera
1 cebolla grande
aceite de oliva virgen extra
2 ajos
sal
pimienta
2 huevos
una cucharada de cominos
una cucharada de canela
una cucharada de jengibre
una cucharada de cúrcuma
perejil 
cilantro
azúcar glas 
100 gr de almendras ( yo he utilizado las almendras fileteadas) 
mantequilla derretida unos 50 gr ( la necesaria para sellar la pasta filo)
1 huevo batido

ELABORACIÓN PASO A PASO 





Ponemos, una cacerola con un poco de aceite de oliva virgen y sofreír la pechuga, con fuego suave para que no se dore ( yo la corte por la mitad) a continuación añadimos la cebolla picada junto con dos ajos, salpimentamos bien y dejamos pochar la cebolla, añadimos las especias: la canela, el jengibre,cominos,cúrcuma, perejil y el cilantro, le vamos dando unas vueltas para que se mezcle todo y añadimos un vaso de agua, dejamos cocer unos minutos, hasta que desaparezca el color rosado del pollo, entonces retiramos la pechuga de pollo y reservamos para desmenuzarla en trocitos. 





Dejamos que reduzca el caldo donde hemos cocido el pollo, subiendo un poco más el fuego, añadimos los dos huevos y hacemos un revuelto. Retirar y reservar. 



En una sartén añadimos las almendras fileteadas, tostaremos, y en mortero las machacaremos. Reservar. 



 Ya tenemos todos los ingredientes para montar la pastela, incluida la mantequilla derretida para ir sellando las hojas de pasta filo. En un molde desmontable antiadherente iremos forrando el molde con la pasta filo, ponemos la primera hoja a un lado y vamos a ir pintando con mantequilla para que nos quede más crujiente ponemos las hojas de mitad para fuera, he utilizado
cuatro hojas para este paso. 


Añadimos otra hoja para la base y volvemos a pintar con la mantequilla añadimos el pollo cubrimos con otra hoja y pintamos de nuevo con la mantequilla. 


Ahora añadimos el revuelto, volvemos a poner otra hoja, pintamos nuevamente con la mantequilla.


Ponemos la ultima capa con las almendras junto con un poco de azúcar glas por toda la superficie volvemos a tapar con otra hoja, pintamos de nuevo con la mantequilla e iremos cerrando la pastela con las cuatro hojas que habíamos puesto al principio.


Por último cerramos bien con la ultima hoja de filo y la pintamos con un huevo batido, para que coja color y lo llevamos al horno durante 10 minutos a 180º C y una vez echa solo nos queda decorarla. 


 Decoramos con azúcar glas y canela y unas almendras crocanti y ya tenemos nuestra pastela. 



Espero que os guste, porque es una autentica delicia y de un día para otro se intensifican más los sabores, lo que nos sobro lo calenté al día siguiente en el microondas y estaba deliciosa. 

Si queréis ver las otras recetas de mis compañeras que va a ser todo un despliegue de recetas de todos los continentes, podéis visitar el blog  Desafío en la Cocina 








miércoles, 12 de marzo de 2014

Salsa de yogur con cremoso de queso de cabra




Esta receta la improvise cuando vi que me había quedado un poco del cremoso de cabra que utilice para hacer las berenjenas y como no quería perderme el 1º Concurso salsero de "Salsas con  yogur" que nos proponen nuestros mejores salseros, Juana y Tito en el blog  Las salsas de la Vida  hice un pequeño cambio con los ingredientes, además ya se acerca la Primavera y apetece comer más ensaladas, se prepara en cinco minutos, esta salsa va genial con ensaladas consistentes que contengan ingredientes como ensaladas de lechuga con pollo, con salmón, con frutas y frutos secos, con pasta, en fin lo que  os guste combinar el queso de rulo de cabra. 


INGREDIENTES: 

100 gr de queso de rulo de cabra
250 gr de queso mascarpone
pimienta negra
una pizca de sal 
Yo le añadí: 
1 cucharada de miel
4 hojas de menta 
1 yogur griego sin azúcar



ELABORACIÓN PASO A PASO : 


Con la ayuda de la batidora mezclamos los quesos junto con la pimienta y una pizca de sal, una vez obtenida la consistencia deseada añadimos una cucharada de miel, el yogur griego, las hojas de menta y remover todo muy bien para que se mezcle y ya tenemos nuestra salsa de yogur. 



A mi me quedo un poco espesa, pero si la queréis más ligera añadirle unas cucharadas de leche.
Reservarla, en el frigorífico tapada con papel film, hasta el momento de servir la ensalada.
Espero que la disfrutéis, buen provecho.


Con esta receta participo en el Concurso de Salsas con yogur 








http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...