miércoles, 20 de abril de 2016

Tarta Ópera





Tarta Ópera




Tarta Ópera





Tarta Ópera




De nuevo volvemos a degustar la repostería francesa, La tarta Ópera, no cabe duda, que Francia es una de las grandes cunas de la repostería en el mundo. Aunque la verdad es que Alemania, también ha tenido un importante papel en esta competencia.
Hay muchas referencias históricas de su origen, pero para ser honestos, no resulta nada fácil decir, que algo mundialmente reconocido, fue creado por una persona en tal fecha, sin tener datos muy exactos ni una patente que lo compruebe y la tarta Ópera no iba a ser la excepción. 
A continuación os relato las distintas historias que rodean al origen de este pastel: 

  • Muchos creen que Louis Clichy fue su creador, por que también lleva su nombre y quien lo presentara en la Exposición culinaria de París, en 1903. Es uno de los pasteles sello de la pasteleria que aún lleva su nombre y se localiza en Boulevard Beaumarchais. 
  • Sin embargo hay otra historia que se relaciona al nombre más emblemático. Esta historia comienza en 1955, en la pastelería Dalloyau. el pastel fue creado por el chef pastelero Cyriaque Gavillon, este quiso crear algo que se pudiera comer de un solo bocado y al probarlo fuera como tener en la boca toda una torta. Aunque fue nombrado, por  su esposa Andree Gavillon a quien le recordaba mucho el pastel a la construcción de la Ópera Garnier (el mismo edificio donde se origino la leyenda del fantasma de la opera.)
  • Más tarde llego Gaston Lenôtre que fue considerado el padre de la pastelería y chocolatería modernas, renovó el arte de la repostería con su gran creatividad y construyó un verdadero imperio gastronómico por todo el mundo. Es el creador de algunas de las más exquisitas tortas célebres en el mundo entero, al igual que sus bavarois, macarons,charlottes y mousses. Se le considera el creador de la tarta Opera el cual quiso inspirar la belleza de la Ópera Ganier de París en todo su esplendor. 



Esta tarta se compone fundamentalmente de ingredientes clásicos de la pastelería francesa, como el bizcocho Gioconda, bañado en almibar de café, crema de mantequilla aromatizada con café, ganache y terminado con un glaseado brillante. Uno de los aspecto más importantes de la tarta Ópera es hacer todas sus capas lo más finas posibles. El armado de sus finísimas capas y sus rellenos no deben superar los 4 cm de altura y debe ser rectangular. 



INGREDIENTES:

Para el bizcocho Gioconda:
4 huevos grandes L (temperatura ambiente)
4 claras 
150 gr de almendra cruda molida
150 gr de azúcar + 25 gr de azúcar extra
40 gr de harina de repostería 
30 gr de mantequilla sin sal 
una pizca de sal 


Para la crema de mantequilla francesa de café:
300 gr de mantequilla en pomada
60 gr de azúcar
4 yemas grandes
75 gr de leche entera
12 gr de café soluble


Para la ganache de chocolate para el relleno: 
100 gr de nata 35% MG
125 gr de chocolate 55% de cacao
20 gr de mantequilla en pomada


Para el glaseado de chocolate brillante: 
110 gr de azúcar
35 gr de agua
35 gr de cacao puro en polvo tipo Valor
70 gr de 35% MG
2 hojas de gelatina
unas gotas de aceite de girasol


Para el sirope de café: 
200 gr azúcar
160 gr de agua 
20 gr de café soluble

ELABORACIÓN PASO A PASO: 

Bizcocho Gioconda: lo primero derretir la mantequilla y dejamos enfriar





En un bol colocamos los huevos, la almendra molida, el azúcar y la harina, batimos con la ayuda de las varillas eléctricas hasta cremar ( unos diez minutos aproximadamente) velocidad media/alta. 




En otro bol colocamos las claras añadimos un pizca de sal, montamos el merengue a la mitad e incorporamos el extra de azúcar ( los 20 gr) seguimos batiendo firmemente hasta que estén a punto de nieve, ya tenemos nuestro merengue francés. 




Precalentamos el horno a 170º C.
Agregamos la mantequilla derretida y enfriada a un poco de la crema de almendras y ligamos. 
Una vez ligada incorporamos el resto de mantequilla a la crema.  
Con la ayuda de una espátula iremos incorporando poco a poco el merengue con movimientos envolventes, así evitaremos que pierda aire, finalmente incorporamos el resto del merengue. 
Untamos de mantequilla la bandeja del horno, a continuación la forramos con papel de hornear y lo untaremos también de mantequilla.




Colocamos la masa y extendemos lo más uniforme posible con la ayuda de una paleta.
Horneamos de 12 a 15 minutos hasta que este ligeramente dorado.
Pasado el tiempo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar, envolviéndolo en papel film. 
Yo lo envolví con papel sulfurizado y lo deje hasta el día siguiente, manteniendo su misma textura, a temperatura ambiente. 




Esta torta o pastel no es que resulte muy fácil de hacer, por que es muy laborioso. Tener en cuenta que necesitamos un bizcocho, el sirope de café, la crema de mantequilla, la ganache y el glaseado y lleva mucho tiempo de elaboración, por eso os recomiendo, que tengáis todos los ingredientes (bizcocho y cremas) preparados el día anterior para no agobiaros tantas horas en la cocina. Por lo tanto una vez que vayáis a montar la tarta solo tendréis que calentar la crema y el ganache un poco al baño María. Os recomiendo hacer el glaseado en el ultimo momento os quedará perfecto. 
Para preparar la tarta Ópera se necesita mucha paciencia, poner mucho cariño a lo que estamos preparando y el resultado sera una obra maestra. 

Vamos a preparar ahora mientras tenemos el bizcocho en el horno, nuestro sirope de café: 
en un cazo colocamos el agua, el azúcar y el café soluble y hervimos, cuando vaya cogiendo consistencia lo retiramos del fuego, lo dejamos enfiar y reservar.




Ganache de chocolate para el relleno: 
En un cazo ponemos la nata y calentamos. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego e incorporamos el chocolate troceado y con la ayuda de una espátula lo integramos. Añadimos la mantequilla en pomada, terminamos de mezclar y colocamos en un bol, tapamos con papel film y reservamos. 




Crema francesa de mantequilla al café: 
En un recipiente calentamos la leche con la mitad del azúcar.
Colocamos las yemas con el resto del azúcar en un bol y mezclamos con las barillas. Importante no blanquear las yemas con el azúcar solo mezclar.
El siguiente paso lo haremos con la Thermomix. ( Para los que no disponéis del robot, podréis prepararla, batiendo suavemente al baño María hasta conseguir una crema. La única precaución es no sobrepasar los 80º/85º C para evitar que las yemas se desnaturalicen) Colocamos la mezcla en la Thermomix y programamos temperatura 80ºC a velocidad 3-4 durante 8 minutos hasta conseguir una crema.
Colocamos la crema en un bol e incorporamos el café soluble. Con la pala batimos a velocidad media/alta hasta enfriar durante unos 5 o 8 minutos. Una vez fría y cremada, incorporamos la mantequilla en pomada poco a poco y sin parar de batir hasta terminar de realizar la crema unos 8 o 10 minutos.
La ultima foto es como queda la crema de mantequilla, que se me olvido hacerla cuando la saque de la Themomix y ya la había extendido en el bizcocho, para que veáis el resultado.



Montaje de la tarta Ópera: 

A pesar de que la tarta es rectangular, he utilizado un molde cuadrado para hacerle una partición a mi sobrina Nuria, que ha sido su cumpleaños y que mejor manera de celebrarlo con una tarta tan rica y tan vistosa como es la tarta Ópera cuando se la lleve le encanto, el otro trozo se quedo en casa y la verdad es que ha durado muy poco, ha sido todo un éxito a pesar del trabajo que lleva y los dos días que he he tardado en redactar la entrada, pero ha merecido la pena. 
Del bizcocho hice tres particiones con la ayuda del molde, así todas tienen la misma medida, las corte una a una. Sobre un nuevo trozo de palpe sufurizado colocamos con cuidado la primera capa del bizcocho, habiendo engrasado con anterioridad el molde.  Pincelamos con la brocha para embeberlo bien con el sirope de café. Una vez mojado con el sirope de café, cubrimos con una fina capa de crema francesa de mantequilla y con la ayuda de un cuchillo o rasqueta extendemos uniformemente. 
Colocamos otro bizcocho y lo volvemos a mojar con el sirope de café, extendemos ahora el ganache de chocolate que habremos calentado unos minutos al baño María, por que estará un poco duro. Dejamos reposar unos30 minutos en la nevera para endurecer un poquito el ganache. Pasado este tiempo sacamos de la nevera y volvemos a colocar la tercera base del bizcocho volvemos a embeber con el sirope y cubrimos con otra capa de crema francesa de mantequilla. Volvemos a meter por otra media hora en la nevera y mientras vamos haciendo nuestro glaseado brillante. 




Ganache de cobertura efecto espejo: 
Lo primero es hidratar las hojas de gelatina en agua fría. 
En un recipiente colocamos el azúcar y el agua y lo llevamos a ebullición. Cuando este hirviendo, retiramos del fuego y le agregamos el cacao en polvo. Integramos con unas varillas. Incorporamos la nata y seguimos integrando. Añadimos la gelatina bien escurrida volvemos a integrar, yo le añadí unas gotas de aceite de girasol para que quede más brillante, terminamos de integrar y lo tapamos con papel film y reservamos. 



Una vez enfriada la tarta en el frigorifico, sacamos y cubrimos con cuidado la superficie con la ganache efecto espejo. Hay que darse prisa porque el contraste del frío de la crema de mantequilla que era la ultima capa, lo hará enfriarse antes. 
Lo volvemos a meter en la nevera, yo lo deje toda la noche hasta el día siguiente que la saque una hora antes de proceder a decorarla. Como estaba fría solo tuve que empujar la tarta hacia arriba y despegarla del molde, con mucho cuidado de no romperla.
Fuente: Tarta Ópera 




Es un tutorial muy largo espero no haberos aburrido, pero os aseguro que el resultado merece la pena.

Tarta Ópera




Tarta Ópera




No es perdáis el Desafio en la Cocina de este mes, va a resultar de lo más lujoso ver las representaciones, nunca mejor dicho de la tarta Ópera de todas mis compañeras gracias a nuestra querida boss Carolina  del blog  Tomillo, laurel y otras cosas de comer  por proponernos esta deliciosa y majestuosa tarta. 






http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com

domingo, 20 de marzo de 2016

Empanada rusa de salmón (Kulibiak)





Empanada rusa de salmón (Kulibiak)




Empanada rusa de salmón (Kulibiak)




Empanada rusa de salmón (Kulibiak)






Este mes un nuevo Desafío en la cocina, de la mano de M,Luz Sánchez  del blog Trasteando en mi cocina nos lleva hasta la gastronomía rusa, las empanadas, se consideraban una comida exclusiva de fiestas, tanto para la Navidad o Pascua. 
El famoso conservador y divulgador de las tradiciones gastronómicas rusas, Viliam Pojliobkin, en su libro Cocinas tradicionales de nuestros pueblos, describió las empanadas del siguiente modo: 
"Siempre ocupan en la mesa rusa un lugar vistoso y honorífico . Es uno de los platos típicamente rusos que llego hasta nosotros en la antigüedad, sorteando cualquier influencia extranjera. La palabra "pirog" (empanada) que viene del ruso antiguo "pir"(banquete) señala que ninguna fiesta solemne podía celebrarse sin empanadas". 
Y es verdad, por que en la gastronomía rusa destacan las numerosas clases de empanada: grandes y pequeñas, abiertas y cerradas, redondas, triangulares o cuadradas, delgadas o gruesas, con solo un tipo de relleno o con varias capas, como es el caso del Kulibiak, que se sirvió por primera vez en la cocina zarista de Rusia por Marie Antonie Carême, en el siglo XVIII. 
El Kulibiak va cocido sin molde, el objetivo es conservar todos los matices de sabor de los diferentes ingredientes que lo acompañan. 
La masa preferida en la antigua Rusia siempre fue la elaborada con levadura. Para su preparación la harina se tamizaba, la levadura se disolvía en una pequeña cantidad de agua templada.
En cuanto a la elaboración de la receta, es importante saber que hay dos tipos de masa: la masa con levadura y la masa sin levadura. También tenemos la opción rápida, prepararla con hojaldre, como en mi caso. 

INGREDIENTES: 

Masa de hojaldre (yo Buittoni)
500 gr de Salmón 
3 charlotas  (dos y media picada y la otra media en juliana
200 gr de champiñones laminados en conserva
100 gr de vino blanco
un ramillete de perejil 
sal y pimienta
4 huevos
aceite de oliva virgen extra


ELABORACIÓN PASO A PASO:





  • En un cazo con un poco de aceite de oliva sofreímos un ajo junto con el  arroz, añadimos la sal y el agua necesaria para que cueza y dejar enfriar. Reservar.
  • Cocer los tres huevos, una vez cocidos pelar y reservar. 
  • Dorar las charlotas picadas junto con los champiñones, sal, pimienta y el ramillete de perejil picado, una vez todo pochado, añadimos el arroz, rectificamos de sal y pimienta. 
  • Precalentar el horno a 180º C.





  • En una cacerola añadimos el agua, el vino, la cebolla en juliana y la piel del salmón y hacemos un caldo. Salpimentamos y añadimos el salmón, dejamos cocer a fuego suave durante cinco minutos, apagamos el fuego y lo dejamos enfriar en su propio caldo, una vez frío lo sacamos con mucho cuidado de que no se nos rompa.
  • Estiramos la masa de hojaldre y la partimos por la mitad. En la bandeja del horno la forramos con papel de hornear añadimos la mitad de la masa de hojaldre y vamos montando el Kulibiak, en el centro la primera capa del relleno, la segunda capa el salmón, yo le añadí un poco de la charlota del caldo. 




  • Vamos con la tercera capa, los huevos cocidos troceados, cerramos con la otra mitad del hojaldre tendremos mucho cuidado de que no se desmorone todo el interior al colocarla por encima, presionando los bordes con ayuda de un tenedor.
  • Nos sobrara algo de masa por los lados, que utilizaremos para decorar.
  • Batimos la yema de un huevo y pincelamos todo el hojaldre. solo nos queda hacer unos agujeros a modo de chimenea, para que salga todo el calor de la cocción por ahí y no se nos abra la masa o se rompa.
  • Metemos en le horno a 180º C unos 20 minutos, hasta que este dorada, como siempre los tiempos dependen de cada horno.
  • Con este tiempo le daremos el último toque al salmón que se terminara de hacer junto con la masa de hojaldre.
  • En cuanto este dorado el hojaldre lo sacamos del horno y lo dejamos templar unos minutos.
  • Ya tenemos lista nuestra empanada de salmón o Kulibiak. 
Fuente: aqui

Empanada rusa de salmón (Kulibiak)






Tengo ganas de ver las recetas de mis compis en este nuevo Desafío en la cocina, si queréis verlas pinchar en el enlace. 






Espero que os guste y la disfrutéis con vuestra familia y amigos.
Gracias por vuestra visita y comentarios sin ellos no sería lo mismo. 



http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com

lunes, 14 de marzo de 2016

Paté de lentejas y champiñones




Paté de lentejas y champiñones



Paté de lentejas y champiñones



Paté de lentejas y champiñones




Hoy os traigo una variante de como tomar lentejas, de los patés de legumbres este resulta uno de los más sabrosos, la combinación de estos dos sabores intensos es extraordinaria, pero a la vez, suavizándose con el contraste, resulta muy apetecible sobre todo para los niños. 
Lo podemos tomar con pan, en tostas, es ideal para picotear y por su puesto un aperitivo de lo más saludable y nutritivo. También con unos nachos resulta exquisito. 

Nos debe quedar una pasta firme, no es necesario convertirla en una crema, siempre resulta agradable encontrarse algún trocito para darle contraste. Pero esto es una sugerencia y si os gusta más pasado, pues nada a darle a la batidora y tendremos un aperitivo genial, más de uno os preguntará que es, pues al deshacerse en la boca te resulta difícil pensar que este hecho con lentejas. 
Fuente: aquí 




INGREDIENTES: 





300 gr de lentejas ( yo compre un bote que vienen ya cocidas)
300 gr de champiñones laminados ( en bote también)
1 cebolla
queso rallado (al gusto)
hiervas provenzales 
aceite de oliva virgen extra
una pizca de azúcar
un paquete de nini tostas

* Si preferís cocer las lentejas en casa, ya sabéis ponerlas a remojo la noche anterior y al día siguiente las cocináis en un poco de agua caliente con una hoja de laurel y los champiñones lavarlos muy bien, cortarlos laminados o en trocitos ya sabéis que luego hay que triturar. 



ELABORACIÓN PASO A PASO: 



  • En una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y un pizca de azúcar caramelizamos la cebolla cortada en trocitos pequeños. Reservar.


  • En otra sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra rehogamos los champiñones laminados. Reservar. 
  • Una vez tenemos los ingredientes listos, en el vaso de la Thermomix introducimos las lentejas cocidas, la cebolla caramelizada, los champiñones rehogados, las hierbas provenzales y una pizca de sal. Ponemos la tapa y programamos 50 segundos V 4 si lo queréis sin tropiezos dejarlo unos segundos más. 
  • Ya tenemos nuestro paté listo, lo decoraremos con perejil y un poco de queso rallado. 
  • Como podéis observar en las fotos no lleva el queso rallado se lo eché después de hacerle la foto pues quería que se viera el resultado y textura del paté. 
Espero que os haya gusta esta receta y la disfrutéis con los niños o con amigos, es una aperitivo nutritivo y saludable. Solo os pido una cosa, que al degustar el paté, en tostas, nachos o pan,  no digáis nada hasta el final, una vez que se lo hayan comido, decirle los ingredientes que lleva y ya veréis que cara de asombro se les queda, por que su sabor es tan suave que ni se imaginan que esta hecho con lentejas.
Lo que disfrute viendo las caras de mi familia, no se lo creian y diciéndome pero si esta buenísimo como van a ser lentejas  jajajajaja  que bueno, pues si, son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas. 


Paté de lentejas y champiñones





Buen provecho y gracias por vuestras visitas y comentarios.



http://lasrecetasdemariantonia.blogspot.com 

jueves, 10 de marzo de 2016

Ensalada de lentejas




ensalada de lentejas



Ensalada de lentejas



Ensalada de lentejas





Ensalada de lentejas





Las ensaladas son un plato muy refrescante para el verano, pero también en invierno resultan muy apetecibles y es una manera sana de consumirlas. Todos sabemos los beneficios que nos aportan las legumbres y sobre todo a los niños, que no deberían faltar nunca, en su dieta. 
Por este motivo, debemos seguir presentándoles otras preparaciones, no es necesario que sean de cuchara, aunque en invierno sea lo que más apetece. 
Las legumbres nos aportan proteínas, hidratos, minerales y vitaminas, además de fibra y si a todo eso le sumamos la ausencia de colesterol, las sigue manteniendo, en un alimento fundamental para mantenerlas durante todo el año. 

Desde la Cocina TS este mes su anfitriona es Mar, del blog Mar entre fogones y su propuesta ha sido las Legumbres un ingrediente muy Typical, en nuestras cocinas. No os perdáis la recopilaciones de recetas de nuestras compañeras.
Mi aportación para el reto ha sido esta ensalada de lentejas, con verduras muy picadas y mandarinas, acompañándola con una emulsión de aceite de oliva virgen, vinagre de manzana y pimienta negra, una vinagreta que le va muy bien para este tipo de ensaladas. 




INGREDIENTES: 

Los ingredientes son opcionales, recordar que las ensaladas admiten de todo. 
Yo he utilizado 250 gr de lentejas, ya cocidas, de las de bote, una zanahoria, un trozo de pimiento verde y otro rojo, una cebolla, un tomate, mandarinas al gusto, aceitunas negras sin hueso, al gusto, media bolsa de mezcla de ensalada: brotes de lechuga roja, canónigos y rúcula.
Para la emulsión: 
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de vinagre de manzana
una pizca de pimienta negra 

ELABORACIÓN PASO A PASO: 





  • Rayamos la zanahoria, yo utilice la Thermomix en menos de 1 minutos ya la tenemos, picamos en brunoise los pimientos y las cebollas. 
  • Laminamos las aceitunas negras. 
  • En un molde introducimos la mezcla de ensalada: brotes de lechuga roja, canónigos y rúcula.



  • Seguimos rellenando el molde con una capa de lentejas y las aplastaremos con mucho cuidado para que no se nos rompan.
  • Mezclamos muy  bien las hortalizas y verduras, y vamos formando capas, es decir primero la mezcla de ensalada, las lentejas, las verduras y hortalizas y por último otra capa de lentejas. 
  • Decoramos con unos gajos de mandarinas, unas aceitunas negras y con la piel del tomate formamos una rosa para nuestra decoración
  • En el momento que vayamos a servir la ensalada, preparamos una emulsión de aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y una pizca de pimienta negra, batimos enérgicamente y rociamos con la vinagreta nuestra ensalada. 



Ensalada de lentejas





Espero que os hay gustado mi propuesta, ya sabéis que resulta muy apetecible una rica y sana ensalada, tanto en  invierno, como en  verano.
Buen provecho y gracias por vuestra visita y comentarios. 






miércoles, 20 de enero de 2016

Pasta fresca con salsa de champiñones y nata

















Acabamos de comenzar el año y con él un nuevo desafío, este mes nos toca hacer pasta fresca, si eso es, pasta fresca, parece mentira lo que se puede hacer con un poco de harina y huevo añadiendo un poquito de aceite y sal. 
Claro esta, que si nos vamos a profundizar más en estos dos ingredientes a partir de aquí podemos empezar a mejorar nuestras recetas de pasta fresca con huevo, espinacas, remolacha ......      y claro esta luego los distintos tipos de pasta, pero eso se queda para más adelante. De momento ha sido todo un reto conseguido, pues para hacer pasta fresca, mis utensilios han sido un rodillo de madera, para estirar la pasta y una percha para secar la ¡¡ehhh!! que pasa seguro que más de uno se ha partido de risa, es lo que tenía para estos menesteres y bien rica que ha quedado. Estoy pensando en comprar la maquina, pero otro trasto más en la cocina, no se, ya veremos por que con el rodillo la verdad es que queda muy bien.

INGREDIENTES: 

300 gr. de harina (100 gr. por persona)
3 huevos (1 por persona) 
1 pizca de sal
un chorito de aceite de oliva virgen extra

Para la salsa: 
1 cebolla
2 botes de champiñones laminados 
400 gr de nata para cocinar
sal
orégano
pimienta negra
aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN PASO A PASO: 




  • En un bol ponemos la harina, hacemos un hueco en el centro, para incorporar los huevos, la pizca de sal y un chorito de aceite de oliva. Con la ayuda de un tenedor rompemos los huevos y lo vamos incorporando poco a poco con la harina, cuando veamos que empieza a estar compacto, sobre una tabla o mesa de madera untada de harina, trabajaremos la masa. 
  • Sin meter muchos las manos despacito vamos amasando con las manos extendidas para que no se nos pegue mucho la masa en los dedos y con movimientos envolventes hacia dentro para incorporar toda la harina.
  • Cuando nos quede una masa elástica la envolvemos en papel film y la dejamos reposar una media hora en el frigorífico.



  • Sacamos la masa del frigorífico, desenvolvemos y troceamos con la ayuda de un cuchillo, en dos o tres partes, para mi fue más fácil ir a poquito y lo que hice fue dividirla en tres trozos, dos de ellos los envolví de nuevo para que no cogiese costra la masa.
  • Sobre la tabla vamos estirándola con la ayuda del rodillo siempre de madera, también lo untaremos de harina para que no se pegue la masa. 
  • Una vez que hemos estirado la masa y la hemos dejado muy finita, por que si nos queda muy gruesa , la pasta no se cocería bien, la vamos doblando por sus extremos primero un lado y luego el otro juntándose en el centro.
  • Con el cuchillo la vamos cortando lo masa lo más fina que podamos, para lograr hacer unos tallarines, en principio pensé hacer unas placas de lagsaña, que era más fácil pienso yo, pero al final me decidí por los tallarines. 
  • Otro dato importante era como secar la pasta, había leído en el grupo que una de las chicas del desafío, lo había solucionado con una percha, pues bien no había problema los colgaría en un percha y los dejaría secar, unos minutos, mientras preparaba  la salsa. 



  • En una sartén con aceite de oliva virgen extra, añadimos la cebolla picada, cuando empiece a pochar y tomar color, añadimos los champiñones laminados rehogar durante unos segundos y añadimos la nata, el orégano y salpimentamos. Dejamos reducir para que se integre todo bien y ya la tenemos lista. Reservar. 



  • Mientras se nos va pochando la cebolla, ponemos en una cazuela grande que el fondo no sea muy alto, el agua con un poco de sal y cuando se ponga a hervir añadimos la pasta le echaremos poco a poco para evitar que se peguen entre si y las dejamos cocer unos diez minutos. Ya tenemos nuestra pasta fresca lista para utilizarla con la salsa que más nos guste. 
Fuente: aquí





Espero que os haya gustado el  Desafío en la Cocina   de este mes que viene de la mano de nuestra querida boss Rocío del  blog   Chismes y Cacharros   estoy deseando ver las recetas de mis compis y supongo que vosot@s también, no os lo perdáis.




Buen provecho. 
Gracias por vuestra visita y comentarios, dentro de lo posible os iré ,contestando.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...